Mar 30 Jul, 2019

Suspensos en Investidura

Cuando una discusión se encona mucho, lo mejor es dejarlo un rato (unas horas, unos días) y retomarla más tarde. Dicen que eso da una nueva perspectiva y que ayuda a ver en qué puntos hemos sido demasiado intransigentes. Facilita que repensemos todo y volvamos a la conversación con otro ánimo.

Puede que en ese proceso estén ahora inmersos los dos líderes de la izquierda española tras la investidura fallida de Pedro Sánchez. Más vale que ese sea el proceso en el que estén y no en el de “ganar el relato”, esa suerte de señalar al otro para decir que tiene la culpa (o mucha más culpa que el que habla). Eso ya de nada sirve. Los hechos son que la izquierda, con una mayoría en el actual parlamento mucho más amplia que la de la derecha, es quien está en posición de formar gobierno. Eso es lo que votaron los ciudadanos el 28 de abril. Una repetición electoral, con mucha probabilidad, desmovilizaría a la izquierda, hastiada de que sus líderes no se entiendan nunca mientras que en la derecha nada frena el entendimiento cuando un gobierno (de cualquier índole) está en juego.

Los fieles de Sánchez e Iglesias defenderán las cesiones de sus líderes, como si en una negociación lo excepcional fuera ceder. Y es que no queda otra, porque la derecha está extremadamente cómoda en este escenario en el que su discurso no se mueve un ápice, porque de momento no lo necesitan. Ya llegará la hora de disputarse el liderazgo de la derecha, pero todavía no. Así que otra vez la batalla por el relato, otra vez el cálculo electoral que nunca desaparece. Pareciera que los líderes, sus partidos y sus asesores (quizás en especial estos últimos) están centrados en ganar elecciones cada seis meses en lugar de cada cuatro años. Por muy excepcional que se haya vuelto nuestro sistema político (tan solo porque no estamos acostumbrados al multipartidismo), ¿es de recibo contemplar con normalidad la convocatoria electoral por la incapacidad de acordar? ¿Acaso se puede construir y gobernar un país desde el cortoplacismo y el ombliguismo?

Septiembre ha sido, hasta hace muy poco, el mes en el que los malos estudiantes tenían la posibilidad de enmendarse, pero para eso hay que hacer los deberes. Esperamos poder ponerles buena nota.

 

Por LOGOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POST RELACIONADOS

Incertidumbres…

Dicen que el ser humano es un animal de costumbres. Nos gustan las cosas en su sitio, estables, predecibles. Por eso todo parecía haber vuelto a su sitio en nuestro panorama político cuando los dos bloques (izquierda y derecha) quedaron definidos: PSOE-Podemos contra PP-Ciudadanos-VOX (o viceversa). Eso fue antes del 28A…

Por LOGOS
Comentarios 1 |

Elecciones musicales…

Pasaron las elecciones generales y las conclusiones fueron tan numerosas como fueron los pronósticos y las quinielas realizadas antes del domingo 28 de abril. Muchas de las teorías que explican los buenos resultados o las debacles electorales acaecidas se sustentan en profundas tesis políticas o sociológicas que nos ayudan a entender…

Por LOGOS
Comentarios 1 |