Mie 25 Abr, 2018

Una primavera indeterminada…

Un mes después y poco hemos hablado de la llegada de la primavera; y es que sumergidos en nuestras rutinas y costumbres restamos valor a las pequeñas cosas y parece que hoy, más que nunca, en Europa la vida es aquello que transcurre mientras pasan inadvertidos ciertos logros, como alcanzar una nueva primavera. Rápidamente viene a nuestra cabeza, aquel artículo de Joseph Roth, Primavera de café que utilizó Helmut Peschina para editar los artículos de juventud del propio Roth. El propósito de aquellos artículos no era otro que poner el acento en aquellas situaciones humanas que pasaban inadvertidas para la mayoría, en una sociedad vienesa de principios del siglo XX desalentada por el transcurso de la historia moderna.

Un siglo después, en una época en la que alzar la voz es posible desde muchos más canales comunicativos, seguimos teniendo la asignatura pendiente de prestar atención a esas voces débiles que siguen existiendo por las calles europeas.

Esa triste distinción entre los determinados y los indeterminados, por volver a Roth (¡qué necesario es hoy día volver a Roth!), inunda cada día nuestras casas con el asunto reciente del famoso máster, y es que los indeterminados “son lo que se llaman” y en nuestra indeterminación hacemos lo posible por poner algo de musicalidad a aquella forma que tienen de referirse a nosotros los desconocidos, los que todavía no logran determinarnos.

Tal vez desde una autoría indeterminada y usando estas palabras determinadas, se pueda hacer un alegato contra aquellos que usando el poder con cierta determinación, continúen en esa histórica cruzada de restar importancia a esa leve pero cálida voz de todo aquel que excede su círculo de determinación.

Pues bien, mientras algunos persisten en sus luchas de determinación, nosotros, los indeterminados, hemos asistido y quizás disfrutado, de una nueva llegada de la primavera.

 

Foto: Joseph Roth

Por LOGOS

4 respuestas a “Una primavera indeterminada…”

  1. De acuerdo con Ángel: también creo que nos espera un 2018 tan especulativo como indeterminado, ¡pero qué bella es la primavera!

  2. Indeterminada viene la primavera e indeterminada se va a ir porque parece que las ecuaciones no se van a despejar antes de 2019 y nos queda un final de 2018 con especulación tras especulación en lo indeterminado del ser humano con vocación terrenal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POST RELACIONADOS

40 años no son nada…

Cuarenta años no son nada. En toda la Historia apenas son una minúscula parte y, sin embargo, pueden haber atesorado en sí mismos un enorme valor. Tal día como hoy, hace cuarenta años el 6 de Diciembre de 1978, la ciudadanía española votaba la Constitución, tras casi otros tantos años de…

Por LOGOS
Comentarios 1 |